Resurrection Fest – Viveiro, Galicia – 15 al 18/07/2015

Por , el 29 - 07 - 2015

Décima edición de este festival ya fundamental y obligado dentro del metal, hardcore y sonidos más extremos, que año a año va ganando más adeptos. En esta edición tan especial contamos con uno de los carteles más variopintos que hemos visto hasta ahora. La fiesta de presentación y apertura fue el Miércoles 15 con Pro-Pain y Biohazard como platos fuertes. Empezamos viendo a Killus, un show en que abrieron con fuerza a base de su metal industrial y oscuro pero con un sonido farragoso. El público impaciente y curioso que había llegado antes de que empezase el festival para ver el recinto empezaba ya a ambientarse. Pro-Pain nos dio una lección de su peculiar crossover-thrash donde tocaron temas de su disco The Final Revolution. Concierto ya con más gente que los anteriores bandas pero aún con un sonido confuso y para finalizar la noche cerraron los neoyorkinos Biohazard repartiendo su rap-core old school, momento muy esperado éste en el que todo el mundo que había en el festival se acercó a repasar junto a ellos sus temas más clásicos como “Shades of grey”, “Chamber spins three”, ”Punishment” o “Tales from the hard side” entre muchos otros.

Tras esta fiesta de presentación de entrada gratuita, el primer día oficial del festival fue el Jueves 16 con un cartel muy acertado para abrir y calentar motores de lo que los días seguidos veríamos. Comenzamos con los veteranos Soulfly quienes con el sol cubriéndonos por completo nos deleitaron con un set-list que mezcló temas propios como “Prophecy” o “Jumpdafuck up”, con otros de su época en Sepultura como “Roots bloody roots” o “Refused/Resist”. Una pena que el sonido no les hiciera justicia. Pasamos del metal tribal al Post-hardcore de Refused uno de los cabezas de cartel del festival con más expectación más aún teniendo en cuenta que tras muchos años en la sombra hace poco sacaron disco nuevo llamado Freedom. Su concierto salvaje, provocativo, rompedor. Con un frontman que desde el primer momento se entregó al público reptando sobre el escenario y tirándose desde el mismo. Sonaron viejos temas como “Rather be dead” y nos presentaron algunos de los nuevos como “Elektra” o “Dawkins Christ” terminando con la apocalíptica ”New noise”. Más tarde nos fuimos al escenario Chaos y nos adentramos en sonidos extremos y oscuros con Decapitated, Cannibal Corpse y Suicide Silence. Tres grupos altamente técnicos y con un público masivo y muy concreto. Destacar que Suicide Silence fue una apuesta segura del Deathcore mas moderno y se notó en la respuesta del público mayoritariamente mucho más joven que en el resto de compañeros de estilo y que a pleno sol no paraban de mover sus cuellos a ritmo de dobles bombos infernales. Entrada la noche nos dirigimos al escenario principal para disfrutar de toda una Master class de Heavy metal de la mano de Zack Wylde y sus Black Label Society, llenazo absoluto y sonido definido que hicieron desmayar a más de uno con temas como “Concrete jungle”, “Crazy horse”, o “Parade of the dead”. Concierto no apto para principiantes del metal, de los mejores y más completos del festival con una enorme puesta en escena.

Antes de seguir con la noche de metal quisimos desengrasarnos con las melodías intensas y experimentales de los ya grandes Toundra, que supieron trasportarnos a otros lugares con su música instrumental y densa. Como fue el caso de sus compañeros Jardín de la Croix, aunque estos de carácter más progresivo que los anteriores y con menos público. Se nota que día a día este tipo de bandas ganan más seguidores dentro del hardcore, metal, rock y son una alternativa fresca dentro de la escena. Lo de Berri Txarrak ya no se puede parar, cada vez suben más rápido, como la espuma. Aunque empezaron flojos y con un sonido poco claro, terminaron enérgicamente con temas como ”Denak ez du balio”, ”Ohiu” o “Ikasten” logrando definitivamente hacer botar a todo el mundo. La jornada terminó como los días seguidos con una banda tributo por noche, la del Jueves era Defclones, tributo a Deftones, grupo nada fácil de versionar pero que esta banda a pesar de ser tres miembros supo conseguir un sonido más que defendible tocando sus éxitos pasados y temas más míticos.

Segundo día de festival, Viernes 17, nos pasamos por el escenario Ritual para ver a los americanos Death By Stereo sin demasiada gente en su concierto y en el recinto, pero si en los aledaños. Destacar su guiño a Slayer tocando ”Reign in blood” cantado íntegramente por su bajista, fue el momento más alto de su concierto.
Acto seguido fuimos a ver a Kadavar o lo que es lo mismo tres tipos altísimos con barba y melenas setenteras reviviendo el rock de Led Zeppelin y la psicodelia. Momento en el que la gente aprovechó para relajarse y tumbarse mientras disfrutaban del show y se preparaban para Backyard Babies que con su Hard-Rock y su actitud nos hicieron revivir sus momentos dorados con hits como “Minus Celsius”, “Nomadic” o ”Brand new hate”, fueron coreados al dedillo por los asistentes que llenaron el evento. Llevaban mucho tiempo sin juntarse y esa energía se transmitió perfectamente.

Aun así el plato fuerte de la noche estaba por llegar, era el turno de Motörhead, Lemmy y su equipo son los profesores del Hard-rock y como buenos docentes dieron sin apenas despeinarse toda una lección de experiencia y picardía rockanrollera, sonido limpio y tocando temas como “ Ace of Spades” “Overkill” o “ Motorhead”. Juegan en otra liga y lo demostraron aunque ya va siendo que cedan su legado a jóvenes promesas. Terror desprendieron rabia y furia con su Hardcore al más puro estilo New York, pañuelo en la cabeza, gorras de Suicidal Tendencies y Circles pits a raudales en todos los conciertos pero en especial éste fue de los más salvajes que vimos, cantante y banda entregadísimos e incluso subiendo a gente del público que era abundante, para apoyar los temas con coros como en “Stick tight” o “Keepers of the faith”. Dejaron claro que son la insignia del Hardcore moderno.

Del Hardcore mas crudo nos fuimos sonidos del Norte de Europa de la mano de Children of Bodom que con una acústica muy redonda dieron un buen espectáculo, ya tienen un gran número de fans y son una apuesta más que segura en cualquier festival de metal que se precie. Los teclados sonaron muy equilibrados y al compás del resto de instrumental y la voz desgarradora marca de la casa. Sus temas más triunfadores fueron ”Are you dead yet” o “Downfall”. Pero lo que vivimos con In Flames fue otro capítulo, pese a hacer un estilo parecido a sus predecesores dentro del Death melódico, éstos han sabido modernizar su estilo y es que hoy por hoy están más cerca de ser una banda de metal alternativo que Death melódico como en sus primeros lanzamientos. Dieron un show propio de recordar tanto por sonido, presencia y dinamismo. Este concierto fue el que más cabida tuvo ese día a la par que Motörhead. Sonido pesado y gordo no dejando a nadie indiferente sin dejar pasar “Take this life” en la que un tal Javi se subió a cantar el tema con ellos más que decentemente, “Clayman” o “Bullet ride” temas que funcionan muy bien en directo. Para terminar la noche , después de una buena dosis de Death melódico nos quisimos divertir con la mítica banda de Street Punk The Exploited, aunque ya con los cuerpos destrozados, los ingleses se encargaron de no dar pie al bajón, se lo pasaron en grande y así lo expresaron y transmitieron al resto. “Fuck the system” entre otros temas fue el encargado de terminar de rompernos los huesos.

El ultimo día del festival, Sábado 18 y ya a punto de que el cansancio se apoderara de nosotros pero el cartel no podía ser más potente. Nos esperaban Skindred que hicieron que miles de personas bailasen, se agachasen y saltasen con los brazos en alto a ritmo de reggae metalero. Empezando el concierto con “Kill the power”, de su último trabajo, y tocando éxitos como “Warning” o “Nobody”, el grupo galés puso la nota distintiva al festival. Y ya que hablamos de mestizaje no quisimos perdernos a Dog Eat Dog que curiosamente tocaron en el escenario pequeño, cosa que impidió que fuese un concierto divertido y lleno de nostálgicos de los 90 que cantaban a pulmón cortes como “Rocky”, “Who is the King” con su saxo característico o la versión de The Offspring que da nombre a su banda, momento álgido de su hora. Al igual que Backyard Babies, Danko Jones supieron poco a poco poner la nota mas rockera del día, un concierto que a priori parecía un poco soso, terminó siendo toda una fiesta de rock n roll simple y son concesiones, donde pudimos ver a un grupo de niños subiéndose en el escenario y bailando con los artistas. Entre el público gente variopinta que se sabía los temas y los coreaba con fuerza como “Had Enough” o “First Date” himnos del Rock n Roll más actual.

Como broche final nos guardamos un poco para el momento de Korn y Fear Factory. Los primeros eran unos de los grandes cabezas de cartel, muchas ganas de ver a los reyes e inventores del New metal. Volvían a España con la formación original y presentando su primer disco que les llevó a la fama. No podía haber más gente esperando a que empezaran con su “Blind”, ”Clown” o “Faget” y demás cortes, muy profesionales pero se notó monotonía en el ambiente y en la ejecución de los temas. Destacar que los últimos minutos de su actuación rompieron con sus temas más cañeros como “Here to stay” o “Falling away from me”. Cosa que no ocurrió con Fear Factory que desde el minuto uno salieron directos al cuello, con una fuerte y sólida base rítmica que parecía una máquina de coser de lo acompasado que iban el bombo de la batería y la guitarra. Dino Cazares no paró de animar y hacernos saltar a los allí asistentes y hits como ”Replica”, “Edgecrusher” o “Self bias resistor” taladraron el cerebro de un público desatado.

Como conclusión podemos decir que ha sido una experiencia inolvidable en la que hemos visto muchas caras conocidas de la escena metal-rock estatal, la organización bien en general pero a corregir los cambios imprevistos de los horarios de actuación de algunas de las bandas, haciendo que mucha gente se perdiese algunas de ellas y como nota negativa comentar algún que otro robo que se produjo dentro del recinto. Lástima que gente así acuda a estos eventos y deteriore la imagen de los mismos, mencionar también el trato de los de seguridad, que sólo les faltaba empujar a la gente para que avanzase. A excepción de esto, con ésta edición del Resurrection Fest se ha confirmado como uno de los festivales más potentes a nivel nacional y en un futuro no muy lejano esperemos que a nivel internacional también, esperemos estar ahí para comprobarlo.


Texto: Eduardo Labaig

Artículos relacionados

  • No related posts
Si te gustó este artículo y te gustaría recibir todas nuestras actualizaciones en tu correo, puedes suscribirte. Mucha gente ya lo ha hecho!
Escribe tu email para recibir gratis las mejores noticias del mundo de la música a diario!

    1 Comment

  • The brand new Zune internet is usually interestingly good, however, not as well as the actual iPod’s. Truely does work most certainly, and yet just isn’t as swiftly seeing that Internet explorer, and contains an important clunkier user interface. Should you at times begin while using the internet browser that isn’t a worry, however, when you are intending towards look into the web alot in the PMP then the iPod’s greater screen and much better mobile phone may well be essential.

Dinos los qué opinas sobre todo esto!!

Trackbacks

Si te ha gustado este artículo, quizás quieras enlazarlo desde tu blog. Aquí tienes el enlace.